Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

¿Más motivación? Quizás lo que hago no esté tan…

HighLa sensación que dejan muchos de los actuales mensajes “motivadores”, es que la mayoría de la gente no sabe para dónde va, ni tiene la energía necesaria para moverse en el sentido de alcanzar sus metas. Es decir, que el mundo está repleto de personas frustradas y necesitadas de guías que les conduzcan desde la oscuridad hacia la luz.

Revisando perfiles de algunos personajes destacados como figuras para la imitación, me puse a compararlos con otros menos glamorosos o llamativos y no encontré que los segundos tengan demasiado que envidiarles a los primeros.

Desde luego, que aplicando solamente uno o dos parámetros para autoevaluarse, tales como serían la belleza o el dinero, definitivamente cualquiera saldrá derrotado.

Los Brad Pitts, Hugh Jackmans y Ryan Reynolds, igual que las Scarlett Johanssons o las Sofía Vergaras, son tan poco abundantes en el mundo como los Carlos Slims, los Warren Buffets y la familia entera de los Thyssen.

Ahora, si uno en vez de contemplar las nebulosas más altas, mira a su vecino de enfrente que sale cada día sonriendo a saludarnos o al compañero de trabajo que está satisfecho con lo que hace. Si contempla el propio recorrido, apreciando el valor de los amigos que ha conseguido, el afecto de los hijos que ha formado y la trayectoria profesional que ha construido. Si se alegra con pequeños detalles, disfruta de los logros que obtiene cada día, sin necesidad de aspirar a un Oscar o aparecer en la portada de Forbes, ¿para qué le sirve un aporte adicional de motivación?

Contrariamente a lo que nos presentan los Reality shows o las revistas del corazón, la definición de “éxito” es un concepto personal y no depende de competencias absurdas con íconos de la farándula.

Una buena madre, un padre decente y afectuoso; un empleado que cumple con su deber; un anciano que ve su pasado sin sentir culpa y se alegra por haber vivido, son sin duda seres exitosos, por más que Mayweather gane millones en un solo combate de boxeo o Modern Family obtenga 20 premios de la Academia.

Los ideales excesivos o las supuestas metas que debe lograr un “ganador”, no son agentes motivadores sino más bien generadores de sentimientos de minusvalía y desvalorización del logro de la persona común.

De modo que, mi invitación es a ver la realidad en vez de quedarte hipnotizado(a) ante los modernos tótems de adoración.

Tu éxito lo defines tú mismo(a) y no la publicidad o los agentes portadores de la “motivación”.

Si estás haciendo algo bien y te gusta, ¿por qué correr hacia una colina situada en el horizonte y reservada únicamente para los elegidos?

Tal vez esos predestinados deban sacrificar mucho de lo que tú no estás dispuesto(a) a perder.

Piénsalo. A lo mejor haya algún aprendizaje que sacar de la vieja fábula de la lechera.

Aquí te dejo el enlace por si no la conoces:

http://www.ucn.edu.co/unidos/Documents/fabula-de-la-lechera.pdf

 

 

 

 

 

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

Si te callas es peor. El tema del lenguaje…

MarcelEs impresionante cómo se ha puesto de moda una tendencia de análisis personal denominada Kinesia, la cual interpreta la conducta corporal para escudriñar contenidos mentales.

De hecho, una serie norteamericana (Lie to me) basa su trama sobre los poderes casi sobrenaturales que tienen algunos de sus protagonistas, para deducir intenciones no expresadas en quienes son objeto de observación.

Lo cierto es que actualmente y por todas partes, aparecen tutoriales diseñados para instruir a la gente en el arte de adivinar el significado de gestos, posturas, guiños o mohines que ejecutan los demás.

Claro está, que sería necesario matizar algunas de las afirmaciones que en ellos aparecen como verdades incuestionables.

Es decir, que si por ejemplo una mujer cruza las piernas de cierta manera o se sacude la caspa del pelo con estudiada delicadeza, su comportamiento se expone a ser catalogado en el tutorial, como seductor y dar pie a que un enamorado que hasta entonces permanecía encogido en la timidez, se lance en su persecución al estilo de  Pepe le Pew, el famoso zorrillo de los comics.

Mi opinión como terapeuta que ha pasado algunos años de su vida tratando con personas, animales y cosas, es que antes de hacerse con las herramientas que uno va a utilizar, primero hay que aprender a manejarlas.

En las dinámicas psicológicas humanas, no existe el principio de causa-efecto, sino más bien el de sobredeterminación, el cual establece muchas causas para un solo efecto.

Se corre un gran riesgo de error, atribuyéndole significados a lo que es una simple modalidad de expresión, sin contrastarla con otros datos de la personalidad.

Por ejemplo, alguien que sufre un trastorno obsesivo puede mostrar tics nerviosos a repetición sin que necesariamente esté implicando un rechazo hacia lo que se le está diciendo; así como tampoco la actitud de tensión muscular propia de las fobias, necesariamente implique una aprensión contra un individuo en particular.

No critico a quien use estas técnicas como juegos para manejar el aburrimiento en la vida cotidiana; pero de allí a sacar diagnósticos clínicos o decidir sus respuestas a las interacciones que deba realizar cada día, hay un margen enorme para la equivocación.

Piénselo. Tal vez sea mejor dejar un espacio más grande para la espontaneidad al tratar con sus semejantes.

Es conveniente recordar que igual como nosotros los estamos mirando, ellos también tienen su propio ángulo de visión.

Después de todo, en las relaciones humanas siempre se cumple aquella frase del poeta Antonio Machado: “El ojo que tú ves, no es ojo porque lo veas, sino porque él te ve a ti”. Clic para tuitear

 

 

 

 

 

 

 

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

¿Puede una buena risa al día, mantener un corazón…

RisaUn reciente trabajo de investigación encontró que la capacidad para reír, junto a un activo sentido del humor, puede protegernos contra un colapso cardíaco.

Los cardiólogos de la University of Maryland Medical Center en Baltimore, encontraron que la gente menos propensa a reír en una variedad de situaciones, tenía 40 por ciento más de probabilidad de sufrir dolencias cardíacas, que quienes mantienen una actitud más divertida.

―El viejo dicho, “la risa es la mejor medicina”, definitivamente se cumple en relación a la salud del corazón―, dijo Michael Miller, director del Center for Preventive Cardiology en la the University of Maryland Medical Center y profesor en la University of Maryland School of Medicine―. No sabemos con exactitud cómo el hecho de reír protege el músculo cardíaco, pero sí sabemos que el estrés mental está asociado a un deterioro del endotelio, la barrera protectora de nuestros vasos sanguíneos. Esto puede causar una serie de reacciones inflamatorias que llevan a la acumulación de colesterol en las arterias coronarias y en última instancia, a aumentar las posibilidades de infarto.

El estudio practicado con la aplicación de un cuestionario especializado a 300 sujetos termina concluyendo que, además de ejercitarnos, no fumar y comer saludablemente, una risa honesta y espontánea, debería ser añadida a la lista de buenos hábitos.

Otra recomendación del doctor Miller es incorporar la costumbre de leer artículos o libros humorísticos, ver vídeos graciosos y principalmente, aprender a tomarnos menos seriamente a nosotros mismos.

Mi opinión es que, sin descartar las sugerencias de este especialista, resulta muy difícil adquirir el buen humor o estar en disposición de reír si no se tienen motivos reales para ello.

La risa proveniente de una genuina alegría, no puede improvisarse.

Solo quien está bien internamente y conserva las emociones sanas de los niños, tiene el don de reír con facilidad. Clic para tuitear

Desde luego, es preciso mejorar el tono emocional si se quiere vivir bien y gozar de un corazón saludable; pero primero, hay que librarse de los pesares y en particular, de las ataduras que nos hacen más hostiles.

Comencemos por allí.

 

Artículo original: Laughter is the Best Medicine for Your Heart | University of Maryland Medical Center http://umm.edu/news-and-events/news-releases/2009/laughter-is-the-best-medicine-for-your-heart#ixzz3jk9SOcrX
University of Maryland Medical Center

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

¿Sin pareja y feliz? Tu forma de ver las…

 

 

Single Agosto. 21, 2015

 

By Amy Norton
HealthDay Reporter

 

La gente soltera o sin pareja estable, puede ser tan feliz como aquella que se encuentra en una relación romántica. Clic para tuitear Todo dependerá del temperamento que tenga.

Esto es lo que sugiere un nuevo estudio llevado a cabo en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, por el psicólogo Yuthika Girme y sus colaboradores.

De acuerdo a esta investigación, las personas que no tienen pareja suelen ser aquellas que prefieren evitar conflictos y dramas en sus relaciones, encontrando satisfacción en otras áreas de la vida, como pueden ser amigos,  familiares y el conjunto de actividades a las que se dediquen habitualmente.

En cambio, quienes no se incomodan por los avatares amorosos, tienden a sentirse menos felices cuando no tienen una pareja.

Los hallazgos, publicados el 21 de Agosto del presente año y reseñados en el journal de Psicología Social y Ciencias de la Personalidad, de la mencionada universidad,  han sido cuestionados sin embargo por James Maddox, investigador del Center for the Advancement of Well- Being, en la Universidad George Mason de Fairfax, Virginia.

―Hay muchas vías en que cada individuo encuentra la felicidad― dijo Maddux―. Estos resultados no se pueden generalizar a todo el mundo. La gente que constantemente se esmera en evitar conflictos tiende a situarse en el lado neurótico y algunos de ellos, podrían beneficiarse de un cambio en su perspectiva. Siempre es posible aprender a manejar las dificultades y focalizarse en los aspectos positivos. Así, aquellos que detestan el conflicto, no deberían dar por descontada una gratificante experiencia romántica.

La cuestión principal, acerca del grado de bienestar que pueden alcanzar los solteros ―responde el equipo de Girme―, se está volviendo cada vez más importante. A medida que más personas deciden posponer el matrimonio o se divorcian, los adultos sin pareja aumentan su proporción dentro de la sociedad occidental.

En Estados Unidos, por ejemplo, cerca de la mitad de los adultos no está casada o viviendo en una relación duradera.

El doctor Maddux replica con alegatos acerca de lo complicada que es la búsqueda de satisfacción en la vida y las diferentes formas en que pueden encararse las relaciones románticas, así como el temperamento que tenga cada cual.

Aun cuando el debate continúa, lo cierto es que un enorme porcentaje de individuos tiende a canalizar su idea de la felicidad o la satisfacción vital, sin depender de una compañía sentimental.

Si te interesa revisar el artículo completo, pulsa el siguiente enlace.

http://health.usnews.com/health-news/articles/2015/08/21/single-and-happy-your-view-on-relationships-may-be-key

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

Reconocer que se está pasado de peso, engorda más

FatBy Rick Nauert PhD

 

Noticia interesante, para quienes viven luchando contra la báscula:

De acuerdo a un artículo publicado recientemente en el Reino Unido, aquellas personas que tienen plena consciencia de estar excedidos de peso o reconocen una condición de obesidad, están en mayor riesgo de aumentarlo que otras que permanecen en la ignorancia o la indiferencia

Los estudios fueron realizados en la Universidad de Liverpool, con una población de 14.000 adultos y sus resultados aparecen reseñados en el International Journal of Obesity.

 

El doctor Eric Robinson, del Instituto de Psicología, Salud y Sociedad de la mencionada Universidad, contradijo la creencia general de que un alerta constante sobre el exceso de peso,  estimula a quienes lo padecen a cuidarse más y llevar un estilo de vida saludable.

Durante un lapso de 10 años se analizó el comportamiento de individuos comprendidos entre los 23 y 45 años, encontrándose que el factor decisivo para sus ganancias en volumen corporal, era el estrés causado por no sentirse ubicados dentro de lo que se considera “normal”.

La mayoría de ellos compartía las connotaciones negativas aceptadas por su medio social sobre la gordura. Esto les generaba estados ansiosos que les impulsaban a comer más y así, subían los niveles en la balanza.

“Lo que resulta decisivo ―añadió el científico―, es suprimir la estigmatización en la sociedad”.

“Las personas con cuerpos más pesados, tienen problemas en sus emociones y en la totalidad de su autoimagen; lo cual no es sorprendente, dada la forma como acostumbramos hablar sobre el exceso de peso en los ambientes sociales”.

La conclusión  general del articulista,  (Dr. Rick Nauert), es que existen mejores formas de animar a la gente a hacer cambios en su salud, sin calificar a la adiposidad como una cosa terrible.

Por mi parte, ratifico una vez más que una correcta actitud mental es el factor fundamental para influir positivamente en los procesos fisiológicos.

Sin una adecuada programación y unas emociones controladas, es muy difícil obtener beneficios apreciables.

Leer artículo original:  http://psychcentral.com/news/2015/08/07/acknowledgement-of-being-overweight-may-lead-to-weight-gain/90541.html

Source: University of Liverpool
Last reviewed: By John M. Grohol, Psy.D. on 7 Aug 2015
Published on PsychCentral.com. All rights reserved.

 

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

¿Mientes de vez en cuando? No te preocupes demasiado

FriendsBuscando novedades por ahí, he encontrado la reseña de un estudio en el cual se demuestra algo que ya sabemos desde hace tiempo, pero que siempre es bueno tenerlo avalado por la ciencia.

Resulta que un investigador de la Universidad de Oxford, de nombre Robin Dunbar, ha establecido que aquello que solemos llamar “mentira blanca”,  no tiene nada de malo y más aún, ayuda a fortalecer las relaciones entre las personas.

Claro está que el calificativo “blancas”, excluye en forma tajante los embustes malsanos, los encubrimientos descarados y las horribles calumnias que todo lo dañan.

Dentro del tipo de mentiras positivas señalado por Mr. Dunbar,  están los Likes (Me gusta) de Facebook  (Yo añadiría aquello de “¡Sales bella en esa foto!” y “¡Qué guapa esa pareja!”, etcétera.) y los comentarios que uno improvisa ruborizado, cuando la esposa le pregunta: ¿Me ves gorda?.

Igualmente valida las tonterías que decimos cuando un amigo nos pregunta si le quedó bien un corte de pelo que nos parece atroz o la ropa horrenda que se ha comprado, gastando un dineral.

Imagino a los “sinceros a toda costa”, rechazando tales afirmaciones y asegurando que su descarnada honestidad es una generosa contribución al crecimiento personal de sus allegados.

Sin embargo, otros estudios -ya los veremos en su momento- han demostrado que la mayoría de la gente prefiere las mentiras que mantengan sus creencias y no afecten negativamente sus emociones,  a una verdad que le quita las ilusiones. (De allí el éxito del New Age).

Queda a juicio de cada lector, sacar sus conclusiones y definir su curso de acción particular.

Por lo que a mí respecta, me quedo con quien sabe usar sus “mentiras blancas” con inteligencia. No hay nada peor que escuchar a una persona falseando torpemente la realidad, porque al actuar de esa manera, no solo se arriesga a a ser descubierto de inmediato sino además, insulta nuestra inteligencia.

Así que, no te preocupes demasiado si tiendes a ser un poco hipócrita.

Como diría el sabio aquel: “Un individuo que diga la verdad todo el tiempo, es un ser insoportable”.

 

Ver artículo original: http://www.dailymail.co.uk/femail/article-2705353/Little-white-lies-really-ARE-fine-They-help-strengthen-relationships-telling-whoppers-definitely-leave-lonely.html#ixzz3jMv7MfCk

 

Artículos interesantes para leer en menos de 3 minutos

El buen ánimo es contagioso entre adolescentes

Teens

Martes, 18 de Agosto, 2015 (HealthDay News)

Un estudio publicado en el journal Proceedings of the Royal Society B. , de la Universidad de Manchester, U.K. sugiere que un estado de bienestar anímico, es contagioso entre adolescentes.  No así, la depresión.

Los investigadores  estudiaron más de 2.000 estudiantes Americanos de secundaria, para ver cómo sus estados de ánimo se influenciaban entre sí, encontrando que un humor positivo parece extenderse fácilmente; pero tener amigos depresivos no aumenta el riesgo de ser contagiados por la tristeza.

Más aún, tener muchos amigos con altas dosis de entusiasmo y alegría, puede reducir a la mitad las posibilidades de caer en depresión en un lapso comprendido entre seis a 12 meses e igualmente, los amigos felices aumentan la capacidad de recuperarse de un estado depresivo, dentro de un período de tiempo similar.

La relación causa-efecto entre estos dos factores, como ocurre en todos los procesos psicológicos, no pudo ser establecida.

Los hallazgos descartan las  concepciones populares, sobre el “contagio” del malestar emocional entre jóvenes y enfatizan la importancia de contar con un efectivo y saludable contacto social, tanto para mantenerse alejados de la depresión como para recuperarse de ella.

Ver artículo original: http://health.usnews.com/health-news/articles/2015/08/18/good-moods-infectious-among-teens