Artículos

El hijo «reparador». ¿Una solución al problema de la…

Con preocupante recurrencia se observan parejas convencidas de poder resolver sus conflictos valiéndose de artificios que a la larga o a la corta, prueban ser del todo inútiles.

Entre ellos están por ejemplo, planificar un viaje que se parezca lo más posible a una segunda luna de miel; cambiar de residencia o redecorar la que ya tienen; inscribirse en un curso de fin de semana llamado: Cómo redescubrir la felicidad en el matrimonio y así, se meten en cuanto invento les deje la sensación de que están haciendo algo para ahorrarse una inminente separación. Read more “El hijo «reparador». ¿Una solución al problema de la pareja?”

Artículos

Emociones, acciones e inacciones en momentos de lucha política.

Creo que nadie en la actualidad desconoce los hechos que viven países como Siria, Afganistán, Irak o Venezuela.

Estoy seguro de que la gente sensata y comprometida con lo humano, se horroriza al ver los noticieros o cuando le llega información sobre la maldad de los represores al servicio de tiranos despiadados.

Pero, ¿qué hacer si no puedes unirte a una lucha por la libertad o la recuperación de un estado de vida razonable?

Porque sin duda, hay quienes están incapacitados para meterse en una marcha, en una protesta pública o en una confrontación directa con los agentes represivos.

A estos se les denigra desde las líneas de sus propios combatientes, acusándolos de conformistas y entregados, cuando no de cobardes o traidores. Read more “Emociones, acciones e inacciones en momentos de lucha política.”

Artículos

¿Quieres ser «feliz como los niños»? ¡Prepárate a sufrir!

Quien haya diseñado el funcionamiento de la mente humana, fue tan inteligente como para elaborar un mecanismo de amnesia que nos  ahorrara molestias emocionales.

De este modo y con la diligencia propia de los buenos barredores uno puede meter bajo la alfombra recuerdos, vivencias o sucesos que le hayan afectado en la infancia y construir a su lado un monumento idealizado de aquella época en que supuestamente gozaba de una felicidad angelical.

A esto se debe que cuando alguien ve a un niño riendo, jugando o correteando de aquí para allá, tienda a suspirar y diga con nostalgia:

― ¡Qué tiempo tan despreocupado! ¿Quién volviera a ser así? Read more “¿Quieres ser «feliz como los niños»? ¡Prepárate a sufrir!”

Artículos

«Limpiando café» o el fastidioso problema de los improvisados

De nuevo tengo que alzar mi voz para alertar sobre el problema de la intromisión de inexpertos en un campo que no les corresponde, por la simple razón de que no están capacitados para ello.

Siempre que recibo en consulta a alguien que viene manoseado por coaches, «renacedores» brujos o «iluminados», recuerdo a los médicos que atendían la Emergencia en el Hospital de Niños de Caracas. Read more “«Limpiando café» o el fastidioso problema de los improvisados”

Artículos

¿Ataques de pánico? ¿Crisis de ansiedad?… ¡Tu cerebro al…

En los últimos años las crisis de pánico y ansiedad se han vuelto casi una parte «normal» de nuestra cotidianidad.

Tal vez porque el mundo se hace cada vez más inseguro y hostil, la gente tiende a vivir en una especie de paranoia constante que produce ese tipo de reacciones. Read more “¿Ataques de pánico? ¿Crisis de ansiedad?… ¡Tu cerebro al rescate!”

Claves para superar la muerte de un perro Artículos

Mi amigo Goodie: Por qué es tan difícil superar…

Goodie era un Jack Russell. A todos nos parecía raro que fuera negro, porque normalmente son así como se ven en la foto, pero aquel amigo querido era particular en muchas otras cosas además del color.

Creo que ni siquiera le faltaba hablar, porque tenía una asombrosa habilidad para comunicarse por medios casi telepáticos.

Claves para superar la muerte de un perro
Woodie era un Jack Russel Terrier

Read more “Mi amigo Goodie: Por qué es tan difícil superar la muerte de una mascota”

Artículos

¿Cambiar por decreto?… como si fuera tan fácil.

A pesar de lo que muchos creen, la mente humana es un mecanismo complejo y a menudo sorprendente en su funcionamiento.

Claro, que si uno se queda en la observación superficial de lo que hace la mayoría de la gente en su vida cotidiana, la cosa no parece tan difícil de entender. Sin embargo, todos esos hábitos en los que se resume el comportamiento de un humano promedio son el producto de un largo y complicado entramado neuronal.

Ningún acto surge por azar o sin una motivación de fondo. Cualquier decisión que tomas, aun cuando sea tan pequeña o intrascendente como elegir entre comerte una salchicha o destapar una lata de atún, está condicionada por profundas motivaciones inconscientes que no se modifican con la facilidad que quisieras y sin generar consecuencias. Read more “¿Cambiar por decreto?… como si fuera tan fácil.”

Artículos

Yo creo en lo que me da la gana,…

Como se sabe, estoy «autoexiliado» en Madrid y aquí sigo ―como en Venezuela y donde quiera que vaya― mirando y escuchando a la gente.

Hoy venía en el tren de Puerta del Sol a Tres Cantos (trayecto de unos 20 minutos) y delante de mí iba un par de señoras, tal vez en los 70, que charlaban animadamente sobre sus cosas, cuando se les acercó un hombre con cara de santón, ofreciéndoles un folleto.

Yo tenía puestos los auriculares que usualmente me aíslan del entorno; pero lo que comenzó a ocurrir a pocos centímetros de mi asiento, era como para despedir por un rato a Chris Cornell con todo y su Show me how to live.

Agucé la mirada y vi que el librito decía: Usa el poder de tu energía interna para cambiar tu vida. Read more “Yo creo en lo que me da la gana, ¿y a usted qué le importa? (Un incidente en Madrid).”

Artículos

«Si te mueves, pierdes; Si no, también». ¿Quieres jugar?

Una anécdota clásica en la Teoría de la Comunicación, alude a la esposa que reclama a su marido por una supuesta falta de detalles cariñosos hacia ella:
―Nunca me traes flores ―le dice la señora con cara compungida y al día siguiente el hombre aparece con un gran ramo de rosas.
Para su sorpresa, en vez de una expresión de agradecimiento lo que recibe es una frase destemplada, del tipo:
―Claro… por tu cuenta no se te ocurre. Tenía que pedírtelo yo.
Este es un claro ejemplo de la paradoja denominada: ¡Sé espontáneo!, la cual consiste en exigir la realización de un comportamiento que debería ser voluntario; pero que precisamente por obediencia a una orden, no puede llegar a serlo. Read more “«Si te mueves, pierdes; Si no, también». ¿Quieres jugar?”