Artículos

Cuerpo sano y delgado. Fase 4. Visualización creativa y…

Y bien… llegamos a la médula del entrenamiento que deberías llevar a cabo, si lo que deseas es tener un cuerpo sano y delgado.

Antes de proseguir, quiero aclararte que en modo alguno descarto los convenientes controles o los procedimientos que te haya asignado tu médico para el mantenimiento de tu salud.

Mi interés es que consigas una armonía psicofísica la cual produzca mejores resultados que andar por ahí dando palos de ciego y de frustración en frustración. Leer más “Cuerpo sano y delgado. Fase 4. Visualización creativa y programación mental.”

Artículos

Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Cambiando tu imagen…

 

Los mejores respaldos que puedo dar a mi planteamiento provienen de estudios sobre la anorexia y en especial la llamada: Anorexia nervosa.

Quienes padecen de este trastorno suelen tener una distorsión profunda en la forma como se perciben a sí mismos.

Individuos esqueléticos y a todas luces desnutridos se contemplan al espejo y lo que ven les espanta; pero no por su apariencia de recién salidos de un campo de concentración, sino porque el reflejo ―en su imaginación― les devuelve una figura regordeta que necesita comer menos. Leer más “Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Cambiando tu imagen corporal”

Artículos

Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Segunda fase.

Segunda fase:

Asumo que ya has dedicado cierto tiempo a revisar los temas que antes te sugerí y encontrado algunas claves para la desprogramación de esquemas negativos.

¿Qué viene a continuación? Pues, nada menos que confrontarte contigo mismo(a) o mejor dicho, con lo que crees que es parte de tu repertorio normal de actitudes y valores. Leer más “Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Segunda fase.”

Artículos

Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Primera fase.

PRIMERA FASE:

  1. Breve ―e importante― reseña teórica.

Digo que esta reseña va a ser breve, porque no quiero aburrirte con una profusión enorme y tediosa de datos científicos. Es importante, sin embargo, porque conviene saber de dónde saca alguien la información que maneja antes de aceptarla como válida. ¿Verdad?

Muy bien, vamos allá. Leer más “Programación mental. Cuerpo sano y delgado. Primera fase.”

Artículos

La figura del padre en el alma femenina. ¿Y…

Una paciente  que consultaba por estar en un difícil proceso de divorcio me hizo el siguiente comentario:

―De estar vivo mi padre, este imbécil (el marido) no se hubiera atrevido a hacerme lo que me ha hecho.

Indagando en el significado de aquella frase doliente me topé de frente con el viejo mito del ángel protector que se encarna en un progenitor todopoderoso y colocado sobre un pedestal inaccesible a los demás mortales. Leer más “La figura del padre en el alma femenina. ¿Y si llega a faltar?”

Artículos

El padre anulado o «inexistente». Consecuencias en la personalidad.

La publicación de mi post anterior indujo a otras personas a solicitar que comentara un segundo caso de función paterna problemática: el de esos personajes que son convidados de piedra o fantasmas en la vida de sus hijos.

Al recibir esta propuesta recordé que en mi último año como estudiante de Psicología, me di cuenta de que tenía una cierta intuición para detectar la carencia de una adecuada figura paterna. Con solo observar la apariencia externa y el comportamiento de ciertos individuos, podía deducir si tenían un buen representante masculino en sus vidas. Leer más “El padre anulado o «inexistente». Consecuencias en la personalidad.”

Artículos

Ese «padre» interno que te construye… o te mutila.

Mucha literatura ha girado alrededor de la figura materna como proveedora de afecto, cuidados y todas las buenas virtudes que se le puedan reconocer a una santa madre.

Sin embargo, algo similar no ocurre con el representante masculino de la pareja parental.

Al padre, por lo general, se le ubica en un plano menos glorioso y cuando la trama de una novela o de un drama cinematográfico requiere de estremecimientos o pelos erizados, no tardará en aparecer vestido de Júpiter tonante agresivo, si es que no lo vemos en el triste papel de un andrajoso que abandonó el hogar de forma irresponsable y ahora regresa a solicitar un perdón que tal vez no consiga. Leer más “Ese «padre» interno que te construye… o te mutila.”

Artículos

El miedo, ese amigo confiable y protector

Woody Allen, un hombre al que se le pueden endilgar muchos adjetivos menos el de fracasado, dijo lo siguiente:

«El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro».

Aun cuando a la frasecilla se le pueden dar distintas interpretaciones, el hecho a resaltar es que Mr. Allen no tiene reparos en aceptar su condición miedosa la cual, sin embargo, no le ha impedido realizar casi 50 producciones cinematográficas, sin olvidar que a sus 82 años de vida el hombre hace giras anuales con su banda de jazz y hasta se atreve a incursionar en el mundo del documental artístico. Leer más “El miedo, ese amigo confiable y protector”

Artículos

Ríe y el mundo…―o alguien cercano― reirá contigo.

El hombre estaba ahí, sentado a nuestro lado, pasillo por medio en el autobús.

No había notado su presencia hasta que escuché una risa contenida aunque sonora, saliendo por su nariz y entre sus labios medio apretados.

Volteé a ver de qué se trataba y ahí lo vi, un señor de sesenta y tantos años, riendo de lo lindo con algo que miraba en su teléfono móvil, sin importarle el entorno donde se encontraba. Leer más “Ríe y el mundo…―o alguien cercano― reirá contigo.”