¿Competencia normal o estupidez?