Descripciones

MANUAL DEL BUEN PSICÓPATA. Reglas de Oro (¿De qué…

aprendiendo-de-los-psicopatas-casa-del-libro

Definición: En la elaboración de este breve manual se ha partido de la división entre dos acepciones del término «bueno».

Cuando se antepone al calificativo de Psicópata, alude a los sinónimos «Efectivo», «Que hace bien su oficio», «Preparado». Mientras que al ser empleado como complemento predicativo («Bueno»), se refiere a los siguientes sinónimos: «Que hace el bien», «Saludable», «Inofensivo», etcétera.

Así, un Buen Psicópata, viene a ser alguien que ha incorporado en su conducta los elementos que tipifican a un personaje afectado por la psicopatía, pero que utiliza sus armas para ayudarse en su vida cotidiana, sin perjuicio ni para sí mismo ni para sus semejantes.

Dicho esto, pasemos a categorizar las reglas básicas que deben regir el comportamiento de un psicópata no dañino:

 

  1. No hagas daño a nadie a menos que sea estrictamente necesario. Usa tu astucia para salir adelante sin perjudicar a los demás. Te conviene un ambiente donde no haya resentidos en busca de venganza. Recuerda que el crimen es exclusivo de los psicóticos. Tú, eres un psicópata «Bueno».
  2. La mentira a veces resuelve el problema causado por una estorbosa verdad. Si te sientes atrapado en una discusión absurda, porque otros no soportan la verdad, ¡no dudes en decir una mentira que la anule! Tu interlocutor te lo agradecerá, aunque sepa que estás falseando las cosas.
  3. Adula si conviene a tus planes. Eso sí, alaba solamente a quienes te pueden dar algún beneficio. Adular a quienes carecen de importancia para tus proyectos no te aporta nada… y encima, no lo agradecen.
  4. Nunca te muestres ofendido. Claro, que si has desarrollado una personalidad psicopática, esta sería una regla inútil; pero si eres apenas un aficionado sin trastornos estructurales, quita esa cara de enfado y en caso de que no puedas reír, por lo menos déjala inexpresiva.
  5. No acuses a otros de lo que hayas hecho tú. El buen psicópata «bueno» acepta las responsabilidades de sus actos, porque siempre encontrará una manera de explicarse y convencer a los acusadores malintencionados.
  6. Medita cada paso que vayas a dar. Nada de impulsividad emotiva. Improvisar no es una característica del buen psicópata. Si te dejas llevar por las emociones, mejor cuelga el título y declárate «normal» antes de que te cacen como a un conejo.
  7. Enfrenta a tu enemigo, pero no lo aplastes por completo. Aquellos a quienes llamas «enemigos» tal vez sean solo potenciales amigos que no te conocen bien todavía. Si conoces sus debilidades, les ayudas a controlarlas y las usas como lubricante de la relación; puedes convertirlos en fieles aliados para tus proyectos.
  8. Desarrolla habilidades de comediante inteligente y haz reír. La risa siempre ablanda las mayores resistencias. Si logras al menos una sonrisa de tu audiencia, tardarán mucho en descubrir que les has cambiado los esquemas mentales. Para entonces, tú ya estarás en su círculo de personas merecedoras de confianza.
  9. Guarda siempre una carta bajo la manga. Solamente los necios y los angustiados ponen de una vez toda la carne en el asador. Tú, calcula el monto de energía y reserva algo no dicho en la nevera. Ya sabes, para cuando haga falta.
  10. Usa el lenguaje para cambiar la realidad. Una palabra puede tener varios significados. Si observas con cuidado lo que dicen tus oponentes, detectarás cuál son las expresiones verbales que les sirven de clave para representar SU realidad. Cámbiale la definición a la que creas más decisiva y entrarán en el campo que dominas.
  11. Invade el espacio ajeno y hazte con el mando de la interacción. La mayoría de la gente no tiene consciencia de lo que representa su espacio privado en las decisiones que toman. Si traspasas los límites inconscientes que se han fijado y aprovechas la desazón que se produce en tu interlocutor, terminas al mando del intercambio en la relación.
  12. No prometas lo que no vas a cumplir, a menos que puedas entregar algo de lo ofrecido. Los políticos demagogos son expertos en estas artes. Obsérvalos cuidadosamente, imita y aprende sus tácticas. Si engañas tontamente con promesas que eres incapaz de satisfacer, no eres un buen psicópata.
  13. Ante todo, seducir como mejor puedas. El manejo del encanto personal sirve no solo para atraer posibles parejas. A todo el mundo le agrada que lo seduzcan. No escatimes en sonrisas, palabras suaves y manejos físicos que complazcan a quien tengas delante. Recuerda el refrán: «Se cazan más moscas con miel que con vinagre».
  14. No contradigas a nadie.  A menos que sirva a tus propósitos, mantente en la zona de acuerdos sin discrepar demasiado. Lo importante no es ganar una discusión sino sacar beneficios de cada interacción que realices..
  15. Si la autocompasión es útil, ¡adelante! Nada de falso orgullo. Lo que a unos les puede parecer una humillación, para ti puede ser una ventaja. Demostrar debilidad mueve sentimientos de culpa y anima la empatía ajena. Si la usas en un momento dado para recuperar el equilibrio y proseguir en términos satisfactorios, nada de malo hay en ello.
  16. Nunca vayas deprisa. Que se apuren otros. Si alguien logra que actúes bajo la influencia del apuro o si tú mismo(a) andas de aquí para allá como el conejo de Alicia, no solo vives en una posición vulnerable a ataques externos sino que además te equivocas más porque no piensas correctamente y pensar, ya lo sabes, es la mayor fortaleza del psicópata.
  17. Agudiza tu capacidad de observación. No pierdas detalles de lo que se presente a tus sentidos, por más insignificantes que parezcan. El mejor observador siempre va un paso delante de los distraídos y saca el mejor partido en las competencias por el éxito.
  18. Analiza los patrones automáticos de tus víctimas y ¡rómpelos! Interrumpir bruscamente una secuencia de comportamientos grabados en el inconsciente (apretones mano, palmadas a la espalda, miradas al rostro, etcétera), deja al otro indefenso por unos segundos. Si aprovechas la perplejidad momentánea para enviar cualquier mensaje que te interese, este será aceptado sin demasiada resistencia.
  19. Si te ves arrinconado(a), reconócelo abiertamente y «date por vencido». Remítete a la regla 15 y actúa como el Hermano Rabito (Canción del Sur), pidiendo al zorro que no lo arrojara al zarzal. Muchas veces sonar sincero debilita al crítico y al que tiene poder para controlarte. Si tienes muy claro lo que deseas hacer a continuación, aumentas la probabilidad de salirte con la tuya.
  20. No busques aliados, pero si los hay, ¡úsalos! El buen psicópata prefiere andar solo porque en general, no se siente inseguro. Únicamente cuando unos cuantos seguidores se prestan a apoyarle, se hace acompañar y acepta la ayuda, aunque se diga «incondicional». Después de todo, un refuerzo extra nunca está demás.
  21. ¡Vuélvete agua! Cero rigidez. La flexibilidad y la fluidez que puedas asumir en tu pensamiento, permitirá que te escurras a través de las grietas ―siempre las hay― que descubras en la conducta de tus oponentes. Por el contrario, permanecer rígidamente apegado(a) a tus ideas preconcebidas, te dejará siempre en el mismo lugar donde empezaste.
  22. Date fama de persona cumplida en sus acuerdos. ¿Recuerdas el dicho: «Cría fama y acuéstate a dormir»? Pues bien, un psicópata efectivo se cuida mucho de lo que deja detrás cuando actúa. Si la gente tiene buena opinión sobre lo que has hecho en un momento dado, estará más dispuesta a disculpar tus errores en el futuro.
  23. Jamás te disculpes… a menos que hacerlo te dé una mejor imagen. Un psicópata de calidad no tiene que disculparse por nada de lo que haga, debido a que sus acciones no incluyen sentimientos de culpabilidad. Previamente ha meditado lo que iba a hacer para evitar dedos apuntando en su contra. De modos que, solo cuando haya confusiones y estés en riesgo de recibir una mala calificación, puedes expresar tu sincero arrepentimiento.
  24. Manipula sin medida ni clemencia. Sí, claro… la palabra manipulación es chocante; pero solo cuando alude a un uso despiadado de los demás. La idea en esta regla puede resumirse en una frase del psicólogo Jay Haley: «Trata de que otros hagan por propia voluntad, lo que tú quieres que hagan». ¿Te queda claro? Piénsala varias veces y verás que manipular para que la gente lo pase bien, no tiene nada de malo.
  25. ¡Nada de violencia! Tu agresión debe ser útil y serena. Desde luego que puedes apelar a la agresión si es preciso; pero para nada debes recurrir a la violencia como primera opción. El buen psicópata se muestra calmado mientras analiza las alternativas de defensa que se le presentan y su represalia es mucho más efectiva si la ejecuta el mismo que te ofende. Si quieres un modelo, mira cualquier episodio de Bugs Bunny.
Descripciones

“La obligación de ser feliz es agotadora, como la…

523a69cb0df4f_760x506He decidido poner este extracto de la entrevista a Gustavo Dessal, porque creo importante discutir un poco el concepto actual de “felicidad”.

Ojalá haya opiniones, pero si no las hay, está bien… quedo igual de “feliz”.

 

T : ¿Qué dice el psicoanálisis lacaniano de síntomas como la fatiga crónica, la falta de atención, el cansancio del que habla el filósofo coreano-alemán Byung Chul Han?
D : Creo haber dicho en una ocasión que ese nuevo síndrome de fatiga crónica es el correlato del imperativo moderno a vivir sin límites, a extraer de la vida lo máximo (lo cual suele ser casualmente lo más caro).

La obligación de ser feliz es agotadora, como la de ser un consumidor modélico, o un triunfador.

En los Estados Unidos, los padres de clase adinerada preparan con psicólogos y pedagogos a sus niños para que puedan pasar las severas pruebas que les imponen en las guarderías de élite. La carrera hacia el éxito debe asegurarse desde el principio.

Aunque se trate de una aberración, tiene sentido.

Para garantizar el éxito hay que empezar por elegir el terreno apropiado donde sembrar la semilla. ¿Es delirante? Por supuesto que lo es. Tan delirante como el concepto de triunfo social.

Se habla mucho de los niños hiperactivos. Pero muy poco de los padreshiperactivistas, que imponen a los hijos una agenda diaria extra escolar más ocupada que la de un ejecutivo de Wall Street: clases de música, idiomas, artes marciales, squash, tenis.

No es una crítica a los padres, pobres diablos prisioneros del imperativo del éxito.Vivimos una crisis del saber.

Lacan descubrió una cosa muy interesante: que no existe el deseo de saber. Es una idea extrañísima, puesto que el sentido común parece indicar lo contrario, que el ser humano es una criatura ávida de saber. Sin embargo, Lacan es muy astuto. Que no exista el deseo de saber, no implica que no se quiera saber. Uno no busca el saber por deseo, lo hace por la satisfacción que puede aportar. El saber no es objeto de un deseo, sino algo de lo que puede obtenerse un goce. No todo el mundo lo obtiene.

El síndrome de desatención en los niños es el síntoma de un mundo en el cual el saber ya no produce gran cosa en materia de goce.

Freud lo comprendió muy rápidamente. Se dio cuenta de que el aprendizaje está articulado a la libido, y que sin libido no se puede aprender nada. Eros es imprescindible para que alguien pueda saber algo. Pero la sociedad terapéutica no promueve el Eros, sino que administra la pulsión de muerte de forma liminar.

http://www.telam.com.ar/notas/201408/76019-la-obligacion-de-ser-feliz-es-agotadora-como-la-de-ser-un-triunfador.html

 

Descripciones

Lecciones del psicópata. Reseña en Revista Dominical.

Psicopata-624x351--EBAquí el enlace para la reseña de mi libro; Aprendiendo de los psicópatas y la entrevista que me realizara sobre el mismo tema, la Revista Dominical para la cual escribo una columna semanalmente.

Espero les guste tanto leerla, tanto como a mí compartir una grata conversación con la periodista.

http://www.revistadominical.com.ve/noticias/actualidad/lecciones-del-psicopata.aspx

Descripciones

Mis noticias de fin de año 2015

Mis noticias de fin de año:

1. SOLA… ¡y sin miedo!, ya está disponible versión física (Tapa blanda), en Amazon: http://tinyurl.com/ntz9uvp

2. Terminada ayer la producción de AHORA ME TOCA A MÍ. Técnicas psicopáticas para la “gente normal”. Saldrá publicada en febrero 2016, por Editorial EDAF (España y Latinoamérica).

3. Lista ¡MATEN AL PRÍNCIPE AZUL! La vida de pareja, fuera de los cuentos de hadas. Saldrá en Abril 2016, publicada por Random House (Colombia).

4. La misma editorial EDAF, ha confirmado interés en publicar CÓMO MANDAR A LA GENTE AL CARAJO, en Diez fáciles lecciones. Saldría en Julio 2016.

5. Estoy considerando autopublicar en Amazon, el resto de las obras cuyos derechos me fueron cedidos por Editorial Alfa. Así tendrán un mejor precio y serán accesibles en todo el mundo.

Gracias a mis amigos y familiares, que siempre han acompañado con su afecto sincero cada paso que he dado en esta complicada pero divertida ruta de la escritura.
¡Cuento con ustedes para el próximo año!
Gran abrazo a todos y ¡FELIZ NAVIDAD!