EL CABALLO BLANCO o las emociones en la comunicación