La locura manda y los demás obedecen…. O el loco soy yo

Publicada en Publicada en En menos de 3 minutos

images

―No vas a salir hoy, porque tengo un mal presentimiento.

―Tienes que sacar ya mismo la basura, porque le van a salir gusanos.

―Haz lo que te digo o Dios te va a castigar.

¿Cuántas frases como las precedentes escuchaste en tu vida infantil o adolescente, pronunciadas por una madre ―o padre―, que apelaba a ellas para manejar sus ansiedades neuróticas?

He allí la base para condicionarte a acatar las normas dictadas por otras personas que tienen los mismos padecimientos o para imponerles a los demás las locuras que te dejó semejante aprendizaje.

La dinámica subyacente a este tipo de vínculos de sometimiento y control, es la creencia compartida de que si el  enfermillo de turno es contrariado, se corre el riesgo de dispararle un ataque, una crisis que lo llevará a la tumba o, en ciertos casos más graves, que la emprenderá a los golpes contra el transgresor.

Claro está, hay también patologías complementarias en las cuales uno le hace comparsa al otro y asume como ciertas sus afirmaciones, sin importar cuán descabelladas puedan ser.

También te puede interesar:  La personalidad pasivo-agresiva. 9 tips para estar alerta.

Si dudas de lo que acabas de leer, mi invitación es a que revises lo que ocurre en tu vida cotidiana.

Me atrevo a asegurar que por lo menos dos o tres veces al día sigues un patrón de conducta orientado, ya sea por el deseo de evitarte un problema con aquel que ordena desde sus complicaciones internas o influido por el sometimiento a tus propios conflictos emocionales.

Piensa un poco y pregúntate:  ¿Es lógico que cambies el billete de avión que compraste a precio de oro y en la fecha precisa para estar a tiempo en una importante reunión de negocios, solo porque la noche anterior tu esposa soñó con el atentado del 11-S?

¿Está científicamente comprobado que si piensas algo malo sobre alguien o si mencionas un evento negativo cualquiera, de inmediato debes cancelarlo y transmutarlo, so pena de que se cumpla?

¿Por qué debes aceptar como una verdad incuestionable que existen planes universales secretos o instancias estelares en lejanas galaxias, pendientes de lo que decidas para determinar tus éxitos y tus fracasos?

También te puede interesar:  ¿Más motivación? Quizás lo que hago no esté tan mal

Esto, por no hablar de las innumerables teorías conspirativas diseñadas para que le temas a todo lo que vaya, desde las bacterias creadas por los extraterrestres para penetrar en tu cerebro, hasta las sustancias químicas que esparcen las aerolíneas en el vapor condensado en la atmósfera terrestre, preparado para dominar tu voluntad y convertirte en esclavo[1]

Bueno… hasta aquí llego yo con mi alerta.

En tus manos estará continuar en manos de la paranoia, los trastornos obsesivos y los delirios místicos o liberarte de esas cosas, para vivir un poco más feliz.

Como siempre, la decisión es tuya; porque el loco puedo ser yo.

 

[1] http://elinformediario.com/nos-fumigan-a-todos-o-teorias-conspirativas-2015/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *