LOS CAMINOS HACIA LA FRUSTRACIÓN