Reconocer que se está pasado de peso, engorda más