¿Te tratan como les da la gana? Redacta tu manual de instrucciones… y ¡dáselos!