Artículos

¿El día de mañana?… ¡Yo te digo lo que…

No sería disparatado imaginar que la primera pregunta inteligente que se formuló  Adán, fuera: ¿Qué pasará mañana?

Tal vez aquel naciente prototipo humano sintiera la necesidad de predecir el futuro como parte del repertorio que le habilitaría para moverse a sus anchas por el Edén.

Claro, que también cabe la posibilidad de que nuestro padre original careciera del don de la clarividencia, dado que no pudo prever el asalto que le haría a su bienestar la aparición de la serpiente y su malvado consejo de comer la manzana prohibida. Leer más “¿El día de mañana?… ¡Yo te digo lo que va a pasar!”