Artículos

Algunos NO de un buen padre… Y varios consejos…

Un buen padre:

 

  1. NO se aleja de la crianza del hijo dejándole ese trabajo únicamente a la madre.
  2. NO interviene excesivamente, desplazando o descalificando a la madre por sus métodos de crianza.
  3. NO se siente menospreciado, ni permite que se le menosprecie en su rol masculino o paterno
  4. NO utiliza la agresión, la humillación o la intimidación para imponer la disciplina y controlar el comportamiento de los hijos.
  5. NO busca ser perfecto y mantenerse como una figura divina, impenetrable o invencible, sino que a pesar de ser fuerte y admirable, es también accesible y humano.
  6. NO es el “muchacho amigo”, que todo lo autoriza y lo consiente.
  7. NO es ambivalente. Es decir, que es capaz de mantener una misma línea de pensamiento o de acción, aun cuando ésta pueda ser corregida o revisada para ver si es efectiva o si debe ser cambiada.
  8. NO suscribe el cómodo adagio de: “Hagan lo que yo digo y no lo que yo hago”, sino que es consecuente en sus acciones y su comportamiento.
  9. NO desvaloriza o persigue a los hijos con comentarios irónicos por sus errores, sino que señala las equivocaciones como situaciones propicias para lograr un aprendizaje.
  10. NO compite con la madre por el afecto de sus hijos, sino que demarca democráticamente su propio territorio y respeta el área de influencia materna.
  11. NO desea quedarse para siempre con los hijos, sino que los prepara adecuadamente para su desempeño individual en el mundo de adultos.

Leer más “Algunos NO de un buen padre… Y varios consejos a las mujeres.”

Artículos

El padre anulado o «inexistente». Consecuencias en la personalidad.

La publicación de mi post anterior indujo a otras personas a solicitar que comentara un segundo caso de función paterna problemática: el de esos personajes que son convidados de piedra o fantasmas en la vida de sus hijos.

Al recibir esta propuesta recordé que en mi último año como estudiante de Psicología, me di cuenta de que tenía una cierta intuición para detectar la carencia de una adecuada figura paterna. Con solo observar la apariencia externa y el comportamiento de ciertos individuos, podía deducir si tenían un buen representante masculino en sus vidas. Leer más “El padre anulado o «inexistente». Consecuencias en la personalidad.”