¿Lo has intentado «todo» o padeces de indefensión aprendida?