¿Y cuándo ganan los buenos?